El Plan de Trabajo es... Programas de ayuda, prevención y oración

 
 

Los medios de Comunicación a menudo nos presentan a “estrellas del mundo del entretenimiento o del deporte” convertidas en “Embajadores de buena voluntad” de reconocidas organizaciones… ellos con sus nombres las hacen grandes y prestigiosas o viceversa.

En ese caso se trata de utilizar su figura o imagen para difundir acciones no siempre nobles, porque mientras realizan campañas por la “niñez” increíblemente difunden el aborto, la anticoncepción y la banalización de la familia. Estos embajadores reflejan a las instituciones que los contratan y que aparecen en el mundo como bondadosas, pero la realidad es otra, ejemplos de ello son; la Unicef, la Unesco, la OMS, Profamilia…

Quizás nosotros como Fundación no podamos aportarle a tu nombre prestigio o fama, ni ofrecerte un jugoso contrato para que nos representes, no tenemos las cámaras ni habitamos ese mundo  porque nuestro trabajo es silencioso, oculto y escondido al estilo de Santa Faustina, pero con toda seguridad podemos ofrecerte la experiencia de satisfacción incomparable de  salvar una vida inocente e indefensa, y de tender la mano a una mamita confundida; para ellos; no serás un embajador, serás un héroe, serás una tabla de salvación que agradecerán por siempre.

Si deseas vincularte al Programa de “Difunde la Vida” como lo hace ya algunas personas, debes encarnar el valor y respeto por toda vida humana, asumir y difundir un lenguaje respetuoso de la vida, de la condición de la mujer gestante en toda condición, registra tus datos para recibir más información.


Opción 1Dinero

Aportar dinero

Opción 2Materiales

Aportar materiales

Opción 3Tiempo

opcion-tiempo