Durante mucho tiempo se nos hizo creer que se es pobre por culpa del número de hijos.

Lamentablemente esta mentira acaba empujando a muchos al aborto y maltrata la familia, mientras se esconde el verdadero problema que es la injusta distribución de la riqueza, que condena la miseria a las inmensas mayorías.

Luchar contra la cultura de muerte es tender la mano a quienes lo necesitan para que acojan sus bebés con alegría. Esto experimentan las mamitas que reciben la ayuda material que llega a través de la Campaña de "Pañalera por la Vida".

Si usted quiere ayudar: organice un baby shower con sus amigos, compañeros de estudio, de trabajo, familiares, vecinos o integrantes de comunidad para recoger artículos para bebé ingrese al link "Quieres ayudar", allí encontrará más detalles sobre las opciones que tienes para aportar dinero, materiales o tiempo.