En la fundación nos contactan personas pensando que nosotros les vamos a facilitar un aborto.

Estas mamitas o sus parejas, están rodeados de una gran confusión, temores, rechazo, y experimentan muchos sentimientos adversos a la Vida. Es por eso que agradecemos mucho tu oración por ellos y por nosotros, para que siempre encontremos las palabras oportunas para brindarles Esperanza, logrando que estas mamitas puedan superar sus miedos y acoger la Vida.

En varias ocasiones nos hemos enfrentado a casos donde parece que la vida será finalmente rechazada, es allí cuando ocurren los milagros, escuchar los latidos del corazón del bebé durante la Ecografía, la palabra inesperada de un médico que felicita a la mamá por la salud de su bebé, la llamada de un familiar, el temor al aborto o el sentimiento materno que se despierta, resultan ser el aliciente para seguir adelante.

Nosotros no lo dudamos, todo ello es fruto de la oración silenciosa de tantos como tú que desde lo escondido confían en la Bondad de Dios, saben que su Amor llega donde nadie más puede y es capaz de transformar el llanto en alegría.

Participar de la cadena de oración es muy fácil, contáctanos ahora mismo y te haremos llegar semanalmente el nombre de aquellas personas que necesitan de tu ayuda.